Traductor

martes, 16 de julio de 2013

Simple como un puzzle, complejo como la vida.

"Esas diferencias que ahora resultan tan atractivas se volverán en vuestra contra algún día"
Sólo una frase tan racional podría darme la respuesta a las dudas que se planteaban en la irracional realidad en la que se ha convertido mi vida últimamente.
Venimos de dos mundos diferentes, pero no somos nuestro mundo ni respondemos por sus caprichos o por sus ideas.
Cerrarnos en banda en una posición que no defienda la pluralidad como una posible vía hacía la felicidad y la supuesta perfección es defender la globalización de los sentimientos, para ser felices tendríamos que ser iguales, y mientras siga habiendo libertad , nunca seremos del todo iguales.
Hoy, vengo a defender que somos partes de un todo , no dos mitades , somos como las piezas de un puzzle que nadie creyó que encajarían, diferentes pero dignas de juntar para formar algo que merece la pena. Somos partes de un todo , y hoy todo es lo que necesito.

1 comentario:

  1. No soy partidario de que somos parte de un todo, ya que las diferencias existentes en a sociedad no lo permite.

    ResponderEliminar