Traductor

martes, 3 de septiembre de 2013

Punto de inflexión.

Llegados a un punto, la tendencia, ya sea positiva o negativa , a la que estábamos acostumbrados cambia, este punto es denominado punto de inflexión.
Y es aquí donde me encuentro, he pasado de un pasado aún por calificar a un presente orientado a un futuro incierto. He perdido toda referencia, busco mi camino y resulta que estoy en el mar, un mar de dudas.
En el mar todo es silencio , silencio y una relativa tranquilidad, y siendo sinceros, el silencio asusta, nos deja a solas con quién más tememos, nosotros mismos. En el silencio nos asaltan preguntas que no queremos ni formularnos y es por eso que con banales distracciones vamos dejando eso de pensar para más adelante, y así he pasado un tiempo, huyendo del silencio, dejando de vivir para huir de mi.
Ahora estoy de vacaciones, en el mar, en un crucero silencioso, en el mar de la relativa tranquilidad preguntándome quién soy y si soy feliz con lo que hago , si sé lo que quiero y si hago todo lo que está en mi mano para conseguirlo.
No importan las respuestas, sólo ser valiente para preguntarte ésto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario