Traductor

domingo, 28 de junio de 2015

Cambios.

Hoy le pregunté a Dios si había tomado las decisiones correctas y, como de costumbre, no me contestó. Encontré la respuesta por mi mismo.
Es pronto, ahora solo veo todo lo que he perdido, todo lo que dejo atrás. Se que el tiempo me traerá la respuesta a todas mis preguntas, él me dirá si hice bien (o no).
Solo me queda confiar en que las decisiones que he tomado son las que anhelaba mi corazón y confiar en que él nunca se equivoca.