Traductor

martes, 19 de enero de 2016

Las personas grises.

Te levantas por la mañana, abres la ventana y dejas que el clima invernal te despierte. Enciendes ese cigarro que sin saber cómo ya estaba en tus labios. Se consume, poco a poco, como tú en la rutina.
La mirada perdida, como tú, esta mañana.
Otro día más te levantas para trabajar para una sociedad que ni apoyas ni has elegido, como si de Matrix se tratara todo te parece insípido y cualquier atisbo de felicidad es sólo fingido.
No quieres seguir al conejo blanco y el sabor de la pastilla azul, la que conduce a la ignorancia, es el que más le gusta a tu paladar.
Abre tus ojos, hay un mundo aquí fuera, dónde nada es gris y la felicidad no es fingida.
Abre tus ojos, abraza mi mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario