Traductor

domingo, 6 de marzo de 2016

Motor del mundo.

Que avanzamos es innegable, la dirección nunca está clara, ni siquiera el destino, sólo sabemos que avanzamos. Derecha, izquierda, derecha, izquierda... Ya estamos más cerca.
¿De dónde?. No lo sé, sólo sé que una vez que nos hemos fijado un objetivo por el qué luchar el camino se hace menos pesado.
Derecha, izquierda, derecha, izquierda...
No sé qué viene primero, en mi caso fue por qué lucho, el para qué lo descubrí hace mucho. Y con el tiempo me he dado cuenta que a todos nos mueve lo mismo, el amor( qué sorpresa, ¿no?).
El amor a la ciencia, el amor a la familia, el amor a uno mismo,el amor hacia los demás, cada uno debe encontrar su motivo por el que luchar, y todo lo demás irá viniendo.
Me pasé 20 años decidiendo hacia dónde ir, y ahora lo sé.
Me pasé 19 años sin saber por qué luchar, y ahora que lo sé, nunca lo olvidaré.