Traductor

sábado, 18 de marzo de 2017

660 y pico minutos

En poco más que no haya pensado puedo pensar ya, ésta es la última cuenta atrás, hoy embarco hacia ese océano sin una hoja de ruta muy clara, si te soy sincero, aún espero que vengas a despedirme al puerto y me digas que me quede, pero no lo harás, no estaría bien.

A día de hoy la única distancia que nos separa es la que hay entre nuestras pretensiones.

Tic, tac.

Ves el barco y ves el puerto, tan bien como yo, sabes cómo detenerlo, no soy un hombre de mar, aunque eso creo que ya lo has olvidado.

Tic, tac.

Tengo que hacer la maleta, se que es tarde, pero no creí que fuera a necesitarla.

Tic, tac.

Nunca me han pesado tanto las piernas como ahora, cada paso en la pasarela, cada paso para embarcar es como si me pisara el alma.

Tic, tac.

Supongo que no hay otro remedio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario